Algunos consejos caseros para que su hijo deje de orinarse en la cama



Orinarse en la cama en la noche se conoce como enuresis nocturna y puede ser un problema muy molesto y desagradable tanto para los niños y los padres. 


La mayoría de los niños dejarían de mojar la cama por su cuenta si pudieran, pero generalmente necesitan la ayuda de sus padres e incluso ayuda del médico. 

Es importante abordar la situación con frialdad, teniendo en cuenta lo que es el desarrollo adecuado para la edad de su hijo, así como descartar cualquier causa médica para la enuresis nocturna.

A continuación se presentan algunos métodos que son útiles en la detención de los hábitos de mojar la cama de su hijo:

Como padres debemos estar seguros que ningún problema médico pueda estar causando la enuresis nocturna. Junto con la diabetes mellitus, hay otros problemas médicos tales como infecciones del tracto urinario (ITU), estreñimiento y trastornos del sueño que se asocian con orinarse en la cama.

Reducir el estrés que podría estar causando problemas a su hijo 

Aunque algo de estrés, tales como el cambio en situaciones de la vida, es inevitable, puede reducir el estrés causado por el problema al no hacer que el niño se sienta demasiado avergonzado o culpable.

 consejos-caseros-orinarse-en-la-cama Puede ser difícil, pero trate de ser realista acerca de la situación y no castigar a su hijo por orinarse en la cama porque es poco probable que esté dentro de su control.

Pídale a su hijo beber más cantidad de agua durante el día para entrenar su vejiga para retener más orina 

No limite su ingesta de líquidos antes de acostarse, sin embargo, reducir su ingesta de cafeína en las noches. La cafeína es un diurético natural que hace aún más difícil el control de la vejiga. Este es uno de los buenos remedios caseros para la enuresis nocturna.

Hacer frente a los problemas reales de mojar la cama, utilizando fundas de colchón a prueba de agua y proveer a su hijo con la ropa interior desechable. Apoyarlo para ayudarle a usted a sacar de su cama las sábanas mojadas y llevarlas a la lavandería.

Hacer un camino claro y visible hacia el cuarto de baño

Deje una luz encendida en la habitación de su hijo, así como en el baño para que ella o él puedan encontrar sin dificultad el camino durante la noche. Esto es principalmente útil si su hijo tiene miedo a ir al baño a causa de la oscuridad.

Lleve a su hijo al baño antes de ir a la cama por la noche

Esto puede significar que usted lleve al niño antes de dormir al cuarto de baño, y lo insta a sentarse en el inodoro.

Es posible que no deje de mojar la cama en lo inmediato, pero ayudara a entrenar la vejiga de su hijo para que libere en el inodoro durante la noche.


Trate de usar una tabla de premios con los niños que tienen edad suficiente para saber la diferencia entre la recompensa y el castigo

Elija pequeñas pero significativas recompensas que se pueden obtener después de un cierto número de mañanas secas. Comience con un umbral muy bajo para el éxito, tal vez dos mañanas secas de los siete días, y construir un aprendizaje y confianza hasta que abandone la condición.